turismoqr.es
La Casa Bernal

La Casa Bernal

En una de las principales vías de tránsito de la Pobla de Vallbona, la calle Poeta Llorente, encontramos la Casa de Bernal de mediados del siglo XIX.

Casa señorial de la familia Bernal, cuyo propietario fue D. José Maria Bernal Peris, teniente alcalde de Valencia y caballero cubierto del rey Alfonso XIII. Estuvo casado con Maria Llorente Falcó, hija del poeta D. Teodoro Llorente, formando así uno de los matrimonio más importantes de la élite intelectual valenciana.

Jose Mª Bernal, ya en 1907, encargó la reforma del salón al arquitecto Modernista Manuel Cortina, el cual  dentro de los interesantes acabados interiores de estilo medievalista que otorgaba a sus edificios, diseñó el salón de esta estancia, que incluía el hogar de una chimenea de la que se conserva el plano original.

Los elementos ornamentales de su fachada, dejan huella de su carácter clasicista de principios de siglo, el almohadillado, los escudos de piedra,  los estucados simulando un muro de mampostería, las grandes rejas y los portales sencillos, los cuales contrastan con la puerta de la c/ Colón, puerta por donde entraban los señores cuando venían con el coche de caballos, mucho más decorada.

En la actualidad la Casa de Bernal está catalogada como Bien de Relevancia Local,  dentro  del Catalogo del Patrimonio Arquitectónico del Término Municipal. Cuenta con una superficie aproximada de 460 m2.

La mitad del edificio, fue adquirida por el Ayuntamiento de La Pobla en 2003 que tiene prevista su rehabilitación, en la que se prevé la conservación y puesta en valor del edificio, puesto que en la actualidad no se encuentra todavía abierto al público.

La vivienda tiene una tipología de casa de pueblo, de burguesía acomodada, fácilmente observable por los diferentes pavimentos, que tiene la vivienda y su estructura. La planta baja destinada al servicio y a las tareas tipicas de estos y la planta primera para los señores.

La entrada de esta casa, es la típica entrada de pueblo, ensanchada, con el pavimento de cantos rodados, que va realizando diferentes figuras hasta el patio, en la denominada “entrada de carro”.

A mitad de la entrada a la izquierda, nos encontramos con la escalera de acceso a la planta primera, donde vivirían los señores de la casa. Ya la barandilla denota, la clase social residente en la vivienda, tratándose de una baranda toda ella de madera de estilo clásico. El peldañeado cuenta con mamperlanes y azulejos con distintas cenefas, que podían ser del S. XVIII.

En cada una de las habitaciones los pavimentos son de barro 30 x30 , pero con distintas disposiciones, con azulejos blancos de 10×10, con azulejos de Manises, a cartabón, a monta caballo…

Galería

facebook twitter youtube